lunes, 15 de septiembre de 2014

Narcisismo imperial

Perderás. Solventarás con la violencia 

 —tal vez con el deslustre o el desaire de los tuyos—

a esta exaltación superflua de admirarte: 

tu pasión por el dinero y los arquetipos 

tu rencor a las fértiles palabras 

y la apostura irreductible

de los altos ideales, 

te sucumbirán contra las islas.

Porque el odio será una isla

—créelo—. 


Sufragarás con tu derrumbe 

esta desnaturalizada coacción 

este mezquino y  perverso afán

de corromper el espíritu:

Cuando todas las verdades

que deben salvar al mundo

quepan en un breve poema.


Pichy

8 comentarios:

  1. Este tremendo mensaje a los gobernantes, es un buen poema.
    En verdad, aquel que toma el gobierno de un pueblo y no actúa para bien de ese pueblo, sino que lo hace para inmortalizarse en el tiempo, desarrollar su ego y con la avaricia mantener el poder como un enfermo que no sabe que lo está, perderá su alma a cambio de un arma.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo, me satisface tu ilutrísimo comentario.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Y eso no es diferente en ningún mundo...en todos los sitios ocurre lo mismo, incluso en tu mundo.

    ResponderEliminar
  4. Este poema podrías ponerlo en el poemario, pues te toca a ti ya. (que sí, que sí, que este tiene cierta altura y lo de encadenadar los poemas no le hagas ni caso, es encadenar las proyecciones personales en los poemas)

    ResponderEliminar