martes, 23 de septiembre de 2014

ASÍ COMIENZA

ASÍ COMIENZA

Hoy llueve.
Se anuncia el fin.

El fin del cálido albor
a orillas del mar,
en la ladera de un monte,
entre edificios
de la atropellada urbe.

El fin de las cosechas
a falta de tiempo
de guarecer la vid inmadura.

El fin del verano
y eventuales huéspedes.

El inicio del poema.

Begoña M. Bermejo

5 comentarios:

  1. Se me da bien el poema, amiga. Y me dice de que poco escriben por allá en verano —lo que es verdad, así lo he notado—. Lo que por acá, como casi puede decirse que siempre es verano, pues no se hace la diferencia. Claro, ya ha refrescado su poquito —pero seguimos entre los 22 y 32 gc—, porque ha llovido y esto ayuda. Además, ya las calles están más tranquilas, porque los niños van a la escuela y escandalizan menos. Creo, que el inicio de la vacaciones escolares indican el comienzo del verano, y el inicio del curso escolar el otoño; por estos lares. Sin embargo, la naturaleza percibe los cambios —quizás por la humedad relativa— y dentro de poco algunos árboles comenzarán a perder sus hojas...Nada, me ha gustado el poema. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,parece ser, que las estaciones del año, son un condicionante más para la escritura. En donde yo vivo, la temperatura oscila entre los 10ºc de la noche y primera hora de la mañana, a los 28ºc de la tarde, lo que el ponte y quitate ropa, para adecuarte a la temperatura es tortuoso, pero no más que el costipado que agarras y yo estoy sufriendo. Es decir, que aquí el otoño comienza con la caida del moco, antes que el de las hojas, jijiji

      Me alegro que te guste el poema, un beso.

      Eliminar
  2. Mejor así:
    El fin del cálido albor
    a orillas del mar,
    en la ladera de un monte,
    entre edificios
    de la atropellada urbe.

    El fin de las cosechas
    a falta de tiempo
    de guarecer la vid inmadura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy verde en este comienzo de otoño. Muy verde.
      me va a costar coger ritmo.
      Gracias por los cambios.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Estarás amarilleando, pues verde en otoño no creo que estés. Te quedarás con las ramas desnudas y el pensamiento y sentir lleno de nostalgias de donde surgirán buenos versos, buenos poemas, si haces por dominar la melancolía otoñal y notará como has madurado sin darte cuenta. Porque el otoño, Bego, es tiempo de maduración para renacer.

    ResponderEliminar