domingo, 31 de marzo de 2013

VERSOS TENGAS Y LOS VIVAS



Versos tenía
en formaciones lineales,
como parada de ejércitos sin armas
de soldados de plomo,
con gorras de plato,
insignias de yacaré,
correajes de estuco,
charreteras de pluma de ave,
bocamangas de estrellas
y sueños de azules:
iban de gala.

Alineados en una vitrina
llena de tiempo y polvo,
brazo con brazo,
sin resquicio para el aire,
poemas para jugar a las guerras,
con versos de amores escritos
en los pliegues de su almario.

Formaciones de metáforas,
soledades y miserias
frágiles sinos y azares
y alguna que otra tela de araña,
casi podridos y solos,
como Macondo, en pantanos de limo.

Nutridos de experiencias van,
para asaltar castillos en el aire
y alminaretes de plata,
como mesnadas del Cid
a través de la umbría y la ponzoña.

Hoy están como zombis
escondidos en mis neuronas,
en el templo de la mente,
harapientos,
pertrechados,
cansados de tanta poesía,
casi muertos.

Algunos se parecían a Giocondas
con risueña ironía entre dulzura y gozo,
la mirada fija y perdida,
sabiendo que fueron intrépidos,
locos que se quedaron en vaho de esencia,

Otros, anacoretas
-como Simón el Estilista-
subidos en un pedestal de plomo pintado
oyendo sonar las gaitas
que alertaban su valor y  cargaron su armamento
de palabras.

Hoy viven como virtuales poemas
con himno gigante y extraño
sin ganas de seguir luchando
cantando a coro sus rezos
en los cráteres de sus ánimas.

...Y los poemas volaron, se destruyó la caja,
aquella de estilo platónico, pan de oro,
con repujados de hojas secas.
A fuego lento quemados, entre rescoldo de brezo,
se han ido.

© Luis Vargas

7 comentarios:

  1. ¿Te resulta bien por qué? yo tengo dudas de que este poema sea bueno...comentame algo más cuando puedas, por favor, sin prisas, pero sin pausas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me adelantó Bego —y no pude dejar de leerla en el e-mail; deficiencia, que encuentro en la subscripción al blog por e-mail; que no sólo te anuncia, sino que te presenta la contesta, razón por la que dejaré de seguirlo por e-mail—. Noobstante,agrego: Discursa muy bien, amigo, las imágenes se relacionan ocupando, sobre los fonemas, la marcha del ritmo. Esto último se me revela, porque, en todo el poema hay solo dos terminaciones agudas, lo que es de mucho beneficio al verso castellano, donde es de merecer la terminación llana, y las asonancias no destacan, y esto permite el aumento de ritmo —que bien se da en las rimas internas; disimuladas al oído—.
      Me llega con un poema que busca el realismo claro, narrando realidad y percepciones; sin adentrarse mucho en lo subjetivo y sus sensaciones o emociones; realizándose el poema en un coloquio reflexivo, que se entrega directamente a quien lo lea; en tono pausado y agradable. Aquí, la metáfora, es en sí mismo, el poema —me llega con el primer verso—, y, de ahí su arte y poesía.
      Abrazos

      Eliminar
  2. La sencillez de las palabras hiladas con coherencia, la evocación de alto análisis emotivo cargado de imágenes melancolicas y desolación, hacen que el poema sea, a mi gusto, fántastico. Incluso, tienen cabida las asonancias.


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias amigos por vuestras interpretaciones que me han ayudado a revisar y eliminar algunas asonancias que sobraban y rectificando algún que otro verso para ganar en el ritmo.
    Leedlo ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, vea usted, mi excelso amigo; como no se le señalaron defectos...no puedo comparar uno con otro. Sólo puedo decirte: qué me resulta estupendo.

      Vaya con Dios!

      Eliminar