miércoles, 19 de marzo de 2014

TE QUIERO

 TE QUIERO

De siempre he encontrado el simbolismo
del amor, algo retorcido.

Mi primer te quiero
lo escribí, contorsionando el alambre
del tapón de una botella de cava.

Ahora, cuando veo ese filamento
maleable, lleno de óxido y polvo,
me pregunto, si su fin
hubiese sido el mismo, de permanecer 
anclado al envase de burbujas.

Begoña M. Bermejo

10 comentarios:

  1. Me resulta muy bien el poema, amigo. De un realismo claro bien logrado, donde dices con buen tono y ritmo.
    Beso

    Pd.- La solución de mi PC, demora. En el trabajo me es imposible escribir, porque no puedo concentrarme. Lo que sí estoy leyendo mucho. Tengo muchos libros esperando por mí, y aunque sé que no podré leerlos todos, quiero avanzar lo más posible.

    ResponderEliminar
  2. ¡vaya! ya le has cambiado el sexo a Bego.

    ResponderEliminar
  3. Sí...siempre estás para el daño —como suele decirse por acá—
    Dios te guarde —bien, pero bien, guardadito!

    ResponderEliminar
  4. Bego, mis disculpas por la indebida O

    Besos, amigaaaaaA

    ResponderEliminar
  5. No era para hacerte daño, porque no estoy para eso. Era una broma semántica. Pero si te he ofendido, perdóname, para que pueda perdonarme tu Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ala! Que aunque lo desearas: no te daría el gusto de ofenderme ni molestarme...Abrazos

      Eliminar
    2. Nunca lo desearé. Todo lo contrario

      Eliminar
  6. Cuando digo "te quiero"
    he de saber para qué
    y hacer como magia
    para que tu lo sientas,
    te emociones
    y descubras si tú
    me quieres a mi para algo.

    ¡Qué distinto es amar que querer!

    Yo quiero un trago de champán,
    pero no amo las burbujas
    encerradas en la verde botella.
    Solo quiero emborracharme
    para olvidar quién soy
    y que poco amé.

    © Luis Vargas





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el amor, pienso, que no tiene cantidad, sino calidad
      besos

      Eliminar