viernes, 28 de marzo de 2014

ATASCAMIENTO




Obtusos, en el intercambio
de un siglo mal comenzado,
con pueblos urgidos a la convulsión
y el descrédito preciso
para el aluvión de la metralla,
oportunista y vil hasta el aplauso.
Sí, que hoy el mal ha de aplaudirse
—soportadamente—
con péndolas, con ajuares
y polainas de apropiados supuestos,
en las mejores perspectivas.
Hasta que, en la mitad
de una jornada —oigo decir—
se extingan como los dinosaurios.
—¿Pueblos o males?
Superarse en esa fe,
proporciona milagrosas zancadillas:
que al derribarte, te suman.


Pichy

4 comentarios:

  1. Me gusta, amigo. Ahora bien, creo que la coma detrás de metralla, no hace falta. Y, al menos, dividiria el poema en dos estrofas, siendo la primera hasta "...el aplauso"

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amiga. Noto los comentarios. La coma no hace falta, es verdad. Igual se puede dividir en estrofas.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que es un buen poema, pero estaría mejor, tanto por el ritmo, como por la sintaxis, de esta forma:


    Obtusos en el intercambio
    de un siglo mal comenzado,
    con pueblos urgidos a la convulsión
    y el descrédito preciso,
    para el aluvión de la metralla
    oportunista y vil hasta el aplauso.

    Sí, que hoy el mal ha de aplaudirse
    —soportadamente—
    con péndolas, con ajuares
    y polainas de apropiados supuestos,
    en las mejores perspectivas
    hasta que, en la mitad
    de una jornada —oigo decir—
    que se extingirá como los dinosaurios.
    —¿Pueblos o males?

    Superarse en esa fe,
    proporciona milagrosas zancadillas:
    que al derribarte, te suman.

    ResponderEliminar
  4. Noto, comentarios y observaciones, amigo.
    Gracias + Abrazos

    ResponderEliminar