viernes, 21 de marzo de 2014

PRIMEROS SINTOMAS

PRIMEROS SINTOMAS

Ningún antihistamínico;
ni tan si quiera el que tomo
para la anafilaxia que causa
la umbría del invierno,

curaría de estos días de primavera
la inspiración de alergia-vida.

Begoña M. Bermejo

3 comentarios:

  1. Bien se me da en su existencialismo y ritmo, amiga. Beso

    ResponderEliminar
  2. Todo el poema es una metáfora como sucede en la transmutación de lo bueno a lo malo, de lo que se espera y de lo que se recibe, que suelen ser, antihistamínicos, para el cáncer que padecemos.

    Pero yo vivo mejor en el otoño porque ya tengo 67 años y es mi "primavera" perfecta: la revolución de "recoge y vete".

    ResponderEliminar