martes, 27 de agosto de 2013

PROTEOPOEMAS (NUEVOS)

XXIX

------------------
------------------
------------------
soy como el verso libre que se escapó de un poema
sin ritmo, ni sentido.
----------
------------------
------

XXX

La llave abre
si las muescas coinciden
con el mecanismo
de una cerradura.

XXXI

Mi nombre es luz
de vagas intensidades
y la más intensa
está por encender.

XXXII

Mi cuadros son óleos
de fotos que alguien retrató:
en ellos está la clave
de los deseos e infortunios
de la llave
y de la luz.
XXXIII

Debemos entender que somos distintos
pues sólo nos parecemos
cuando nos hemos muerto.

XXXIV

Flotan en la luz
minúsculas partículas abastonadas
que el rayo las quema
confundiendo las miradas.

XXXV

La misteriosa hendidura de tu sexo
abre la puerta de la pirámide invertida de la vida,
cuyo pasadizo secreto
llega a la sala de los faraones.

XXXVI

Los desvanes están habitados
por fantasmas que se balancean
en las viejas mecedoras
junto al baúl secreto de las úlceras del tiempo:
en los desvanes están los olvidos.

© Luis Vargas

5 comentarios:

  1. Me resulta muy bien, amigo. Estupendos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me resultan de mucho ingenio, ese que te caracteriza. Aunque la R se te haya fundido, posees muchas luces.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¿qué, erre, qué erre, qué erre? y erre que erre¡

    ResponderEliminar
  4. Bueno, es que tu lo interpretas así, pero son vagas intensidades...po0rque el que escribe el poema es un narrador, no soy yo. ¿Comprendes las dobles intenciones? no hay sugerencia sin ingerencia ni presencia.

    ResponderEliminar