martes, 4 de noviembre de 2014

EFICIENCIA DE LAS TROMPETAS DEL MAL



Desfilan rebatos y desencuentros
que empañan los olfatos de la inocencia.
Se rompe en piezas el orbe
por sostener aranceles de plazas
y marchitas esquinas obsequiables
donde se sostienen espejismos de grandeza.

Las ilusiones y sus espacios me duelen
cuando la historia me destroza el compás
y no encuentro estrella que señale el norte
en esta coyuntura;
donde se validan los triunfos del atropello 
divorciados de razones y virtudes.

Contrasta la armonía de las mareas
con los pretextos alienados, que sustentan
el consorcio que han hecho de la sociedad,
para que aceptemos golpearnos,
cabeza contra cabeza,
al son de los nuevos eslóganes
que superan a las trompetas de Jericó.

Pichy

1 comentario: