viernes, 6 de febrero de 2015

Pequeños Detalles

Conservo de la niñez
una peonza y una balanza
y dando vueltas, de un lado
a otro lado, con una maleta repleta
de infancia sin uso,
llegue a la adolescencia.

Y, como jamás aprendí a volar,
de las esperanzas, sueños e ilusiones
me fui despidiendo,
como quién ve, desde su ventana,
alejarse un avión colmado
de vidas ajenas.

-Volverán las oscuras golondrinas...-

Begoña M. Bermejo

4 comentarios:

  1. Se me da bien logrado el poema, amiga.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es un estupendo poema con imágenes sugerentes, buen ritmo y de calidad lingüistica, que describe sintéticamente, toda una etapa de vida importante para una niña-adolescente que va más allá del dolor, la nostalgia y las ilusiones perdidas. Pero también es una reflexión de esperanza, porque el poema cierra con otra ilusión que debe hacerse realidad.
    Me gustó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ultimamente ando muy ploff... Y los poemas, con dolor, desilusion..., serán "estupendos" pero resultan lastimosos
      Gracias

      Eliminar