martes, 3 de febrero de 2015

FOTÓGRAFO SOCIAL



Concibe romperse entre tanta evocación.  
El aullido de una matriz presume
de sus expectaciones,
harto de infortunios y desusos,
ante tanta osamenta requemándose
bajo las brasas  de coplas pendulares
que hacen el juego
a la negligencia generacional
de las multitudes entregadas al opio del olvido.

Ciertos valores se aferran con fiereza
a las prerrogativas
cuando los quieren desterrar de las virtudes
y  fuerzan por echarles
de las clarividencias sublimes.
El lastre de los hábitos y los ternos bien alisados,
los homogéneos y sus charreteras, las armas,
los modernísimos engendros de la muerte
y el estropicio,
aniquilan los cuerpos; pero sobreviven
los gritos enervantes
y muchos reclaman su porción libre de azufre.

El mundo que se roban, con desfachatez,
quieren cohabitarlo con la esquizofrenia
del mercado
que amontona los cadáveres
en busca de algún lucro;
porque les resulta un desperdicio imperdonable
el que alimenten una tierra improductiva,
y, desde sus amplias credencias,
ordenan el estudio
para buscar la plusvalía en los cementerios.

Se envuelve con un género celeste y, armado de sol,
carga su cámara para evidenciar las miserias
de los sin pan —que le han solicitado—.   
Piensa, que el “pan nuestro de cada día”
no pasa de ser una eufonía conciliadora...

Los niños luchan por las sobras, para el desayuno, 
que unos risueños señores les lanzan,
en infame diversión, desde las mesas de la opulencia.
Se suicida, ideológicamente, con la primera bofetada
que le dispensa la obturación de su lente.

Pichy

17 comentarios:

  1. Para el poemario...digo, si lo encuentras bien —por supuesto—

    ResponderEliminar
  2. Bno, al final sé que es un buen poema social...
    Ah, claro que puede sintetizarse como la mayoría de los poema.
    Sí, sé que soy como una especie de cronista social —hasta pueda que me dedique al periodismo—.

    Disfruten el fin de semana.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Sin duda lo sintetizaría y le volcaría metáforas, imágenes y tropos de todo tipo. Pues no es narrar, sino hacer poesía.

    ResponderEliminar
  4. Bien, que me levanté combativo, claro que por igual le quitaría mucho; pero, qué hacemos con la poesía coloquial que no es nada más allá de una narración con ritmo, o, con algunos poetas clásicos, que en sus clásicas estrofas rimadas nos narran sin rubor alguno, o, los que no usan metáforas y narran apoyados en la ironía —que salva el poema—?
    Fina es la piola por la que hay que cruzar el abismo entre la narración y el poema —que no la poesía—.
    Te leo...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, tal vez lleves razón. Se puede considerar poesía coloquial que tanto usó Mario Benedetti. Yo creo que se llama "coloquial" porque no hay donde "colocarla" y se cuela por el coloquio.

    ResponderEliminar
  6. Ja! Qué eres tremendo...creo que me voy a dedicar al periodismo —como cronista social—, porque al final lo que me gustaría es poder transmitir lo que observo, con mis puntos de vista. Sí, lo pensaré, porque hay mucha prensa que acepta colaboraciones —sobre todo si son gratuitas—. Benedetti, por demás, fue muy buen cronista.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Y se pueden hacer crónicas noveladas...y los trovadores eran los cronistas de la Edad Media...y crónico, es todo aquello que es para siempre...
    Tú tienes poemas mucho mejores sin narrar tanto y lo sabes hacer y lo puedes hacer, si no lo haces es porque la moda te arrastra (es estadística, la "moda" es el valor que más se repite en una distribución de datos, que nada tiene que ver con la media, ni con la desviación típica)

    ResponderEliminar
  8. Sí, pienso que es así...también los tengo peores. Por igual tengo otros tantos sin comentarios...y, no hay que decir mucho, basta con Bien, Regular, Mal, No sirve...me vale todo. Nunca he pedido aplausos.
    Yo voy a todo lo que vosotros escribís o pintan o hacen, sea lo que sea y donde sea. Siempre ahí.
    Dedicaré más tiempo a trabajar los poemas no analizados —ya sé que en todos debo buscar la síntesis, y algo es algo—.
    No preocupes yo siempre en la Senda hasta que me botéis, se termine o termine yo.
    Notas lo que te decía respecto a la membresía, llegamos a ocho miembros y…nada, más allá de perder intimidad. Y, al menos yo, sabes que la promocioné en todas partes. Muchísimos puntuaron Me gusta, y tres preguntaron si era paga, etc.
    Abrazos y full ahead!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que los poemas, amigo, y más entre nosotros, merezcan un escueto comentario. Sí, los hay que tienen su me gusta, los no me gusta... y se quedan ahí, pero no me puedes negar que cuando lees un comentario así, te quedas insatisfecho.
      Personamente, de siempre tus poemas, me cuestan un potosí. No quiero caer en la tentación de esto no lo entiendo (palabras en desuso) asi que prefiero tirar de diccionario (cada vez menos)y sacar mis propias conclusiones. Cuando los poemas son sinteticos y claros, que también los tienes, y muy buenos, disfruto estrujandoles para mi propio aprovechamiento. Vamos que, no todo se resume en un me gusta, o un estupendo, porque creo que nuestra amistad merece que nos volquemos con una sinceridad absoluta.

      He dejado comentario a unos pocos, un estudio rapido, sin diccionario, primera impresión. Tienes muchos poemas sin comentrio,pero sin leídos y yo dos hijos, marido, casa, comida, colegio y hoy disfraces, es carnaval. Asi que me voy corriendo que no llego al desfile.
      Un besazo, y gracias por tu incondicional y rápida atención, pero escueta, hacia nuestros trabajos compartidos.

      Eliminar
  9. Me uno al comentario de Bego. Pero voy a añadir una cosa importante: el año pasado me negue a seguir corrigiéndote tus poemas y propuse hacer un poemario conjunto para que tú te animaras, te soltaras de nuestra mano, colaboraras, etc, y tuve que estar seleccionándote tus propios poemas -que es más que comentártelos- y además te hemos enviado un libro para que te leas a ti mismo. ¿Qué más quiere mi capitán?

    ResponderEliminar
  10. Desconocía de la negación a corregir mis trabajos. La idea del poemario conjunto no pudo animarme; todo lo contrario. Cómo se te puede ocurrir animarme obligándome a escribir, cuando conocías que no estaba en buenos momentos. El resultado fue a la inversa, pues me sentí presionado. Sólo participé para no desentonar. Agradezco mucho que me envíes un libro, pero, te dije que yo tenía medios para conseguirlo —aunque en verdad no me estaba resultando fácil, con los dos amigos elegidos, porque no entienden bien de compras de libros en internet, aunque puede reciba dos—.
    Mi ¨ancho de banda¨, o mi gusto, o como quieran llamarle, es más amplio que el de UDs. Yo leo sus poemas en voz alta, y si me ¨suenan bien¨, no pienso que tenga que expresarle nada más allá del grado en que me gusta: logrado, bien logrado, muy bien logrado y estupendo —hace mucho que no suelo decir ¨me gusta¨. Cuando algo no me va se los digo. Claro, lo reitero, soy tolerante con las formas, no me detengo en si es coloquial o surrealista, o si el ritmo es lento —me basta que tenga cierta cadencia—, tampoco en lo que interpreto quiere decir, etc. Pienso, que esto quizás tenga que ver con lo que leemos.
    Con respecto al vocabulario, digo yo —sin negar, que me suenan bien algunas palabritas, que reconozco, no uso en mi hablar diario— , es un problema del uso regional del idioma español. Muchas de sus palabras serían extrañas para muchos cubanos —hasta una tan común como chopo—. Claro, aquí conocemos los giros acostumbrados en España y Argentina, y por igual, entendemos el significado y significantes de sus palabras de uso —aunque no las usemos en nuestra habla diaria—. Es que en la escuela no se enseña ¨cubano¨ se enseña el español. Y con lo anteriormente expresado no quiero justificar el mal vicio que acusan muchos de los trabajos, donde el vocabulario resulta ampuloso, cuando no críptico. Tengo muy a bien los errores que me señalan, y sé que tengo que vencer este vicio, y buscar el ritmo no con palabras que me suenen bien, sino con el discurso y sus pausas.

    ResponderEliminar
  11. Con el comentario del 10 de febrero me fue suficiente, para comenzar a estudiar las causas por las que el poema no funciona, no se logra…Lo demás es intercambio y jarana con Luvar para sacarle más, para que se extienda y profundice, porque de estos intercambios obtengo muchas ganancias. No es la primera vez, los tres sabemos de este proceder.
    Sí, Bego, me hago cargo de tu situación; pero, yo no presenté tantos trabajo de un tirón por mi gusto. Es que cuando no presento Luvar se impaciente y ve desgano, donde lo que falta es logro…y para callarlo, presenté cuanto poema estaba trabajando. Y así ha sucedido muchas veces. Yo, también tengo una vida complicada, sin tiempo para nada, y el deber de mantener una familia —que va más allá de la que vive bajo el mismo techo— en un país donde escasea todo, y tengo que ingeniármelo para poder gastar 3 o 4 veces lo que devengo en mi trabajo, y soy dignatario de una religión que me da muchos problemas —a pesar de que hago lo posible por mantenerme alejado de ella, tengo empeñada mi palabra, y me veo obligado a acudir a cada llamado, y llenarme de estrés y hacer cosas que no quisiera, a estas alturas de la vida—. Amigos, familia y hermanos de religión, me roban la vida. Estoy seguro de que UDs no se ven obligados a recibir diariamente visitas sorpresivas…es que es otra idiosincrasia y otras vidas. Cuántas veces, percibo que no alcanza la comida, y tengo que fingir no tener hambre, o que la bebida me ha quitado el apetito…y la mujer seguirme. Cuántas veces, aprovechar que no hay nadie esperándome al regreso del trabajo y bañarme corriendo y salir sin esperar cena. Pero, cada cual con lo suyo, mis problemas son mis problemas.
    Sepan, no quiero nada más allá de la ayuda que entiendan deban prestarme, que les estoy muy agradecido y les estimo en mucho, y que estoy consciente de lo mucho que me han dado. Por igual, si llegamos al límite lo entendería y, en nada, mermará mi estima y cariño —porque así lo siento, sin importar que todo es virtualidad, ha sido mucho lo intercambiado y se me hace que somos amigos físicos, que nos conocemos bien—. Sé que casi nada es para siempre, puede que haya llegado el momento en que deba retirarme de la Senda, porque no logré mantener el debido paso, y el tener que arrastrarme les aminore la marcha. Lo que no quita que permanezca observándoles caminar por la misma, como cualquiera de los otros miembros, sentado a la orilla de la Senda.
    Besos, Bego. Abrazos, Luvar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te vayas a ningún lado, ni te quedes calladito ahí, en esa esquinita de la pantalla, donde una foto dice que perteneces a este grupo donde los mirones observan como tres aristas despuntan pinchando, para sacar el genio y figura de la arista contigua.

      Sí amigo, se que todos tenemos problemas y con diferentes grados de dolor. Sólo quise que vieras que exiges una atención inmediata, cuando por lo menos por mi parte, gran parte de los poemas expuestos, los trabajo antes de comentarlos. Y creo que deberias hacer lo mismo, porque no solo se ayuda al que lo escribe, sino que también se aprende. Pero no, tú erre, que erre. Señor! Está muy bien leer los poemas en voz alta, yo también lo hago Y que te suenen a musica celestial, es fascinante -quizás deberiamos componer melodías más que poemas- pero en ese plan, los tuyos son fascinantes, cojonudos, logran una armonía fascinante que te deja anodadado, para muestra un botón:
      El lastre de los hábitos y los ternos bien alisados,
      los homogéneos y sus charreteras, las armas,
      los modernísimos engendros de la muerte
      y el estropicio

      Aquí la sonoridad es superior, mira como vibran las membranas de los tambores...

      Es cierto que tenemos diferentes culturas, y el habla y expresiones son muy diferentes, pero eso no me aleja de leerte y querer comprender. Porque nosotros tenemos que ver más allá de lo que el poema dice, para si "Concibe romperse entre tanta evocación", y que "Ciertos valores se aferran con fiereza a las prerrogativas", logrando evitar "la primera bofetada
      que le dispensa la obturación de su lente." HAY QUE IR MAS ALLÁ, no buscar la prisa y si el poema necesita mil comentarios, pues mil comentarios, hasta lograr la calidad que necesitamos para quedarnos satisfechos con nuestro trabajo. Un me gusta, es como hay que bonito, me ha llegado al corazón, No, no y no, eso para quien nos lee (si es que alguien lo hace...), nosotros tenemos que sangrar los poemas.

      Mira amigo, no te digo que lo haga con todos, pero si con muchos, tanto tuyos como de Luis. Los copio, los desgloso, los leo desmembrados, y busco su transmisión, el por qué de esas palabras y no otras, que es lo que puede haberte llevado a escribir eso... y lo hago mio. Y todo eso necesita de un tiempo. Hay poemas que me llegan con solo leerlos una vez, y me dan pie a escrir otros, esos me fascinan, pero no los estudio en profundidad, porque creo que me complementan, y por lo cual espero a los comentarios al mio para llegar a su interior. Pero, esto son estraños metodos de estudio y aprendizaje que tengo yo, ya sabes que soy algo rarita ;)

      Ahora te dejo, que sigue el carnaval, aunque a mi las máscaras no me gustan, creo que hay muchas durante todo el año purulando por las calles.

      Escribe, amigo, escribe y comparte, pero se paciente. Y si exiges, considera las exigencias de los demás.

      Besos.

      Eliminar
  12. Luvar, alter ego mio, no se impacienta: estimula, que no es lo mismo.
    Querido Pichy, llora usted más que un cubano...que lo que le pasa a usted nos pasa a todos: que no nos llega a fin de mes y tenemos que hacer piruetas para hacer, como usted, como que todo va bien ¡cuantas noches he cenado un vaso de leche rellenándolo con agua!
    Y lo único que dice usted con certeza es que nada es para siempre, porque todos nos vamos a morir un dia...pero no me amargue usted este de hoy que cumplo mañana 68 años que se me han pasado como un soplo sin lograr el éxito en ninguna de mis revoluciones. Y ya ve, aquí estoy intentando que sean ustedes algo más felices y se olviden de las malas condiciones, no con ron, sino con poemas.
    ¡Venga, hombre! que peor están en Venezuela, en Ucrania, en casi toda África, porque es verdad que la vida es una "mierda" y que hay quien se chupa la "gran vida" y quien la caga.
    Un abrazo fuerte y a seguir intentando hacer buena poesía, porque mientras lo intentes, es que estarás vivo y con ilusión por lo que ves, sientes y vives.

    ResponderEliminar
  13. Ambos teneis razón, amigos. Mis estima.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar