martes, 11 de agosto de 2015

VIOLANTE





Un poema me manda hacer la vida
y jamás estuve en tal aprieto
catorce veces siete lo he intentado
y apenas hago un verso y se me rompe.

No hallé tranquilidad para escribirlo
por falta de la suerte o del designio
un espanto, una temeridad, un lujo
haber llegado al segundo cuarteto.

Y fui entrando en cielos muy nublados
con pie derecho en muchas ocasiones
con palabras acuosas dándole patadas.

Y así llegué a darme por vencido
rogándole a Dios que me ayudara
a darle forma a este segundo terceto.

© Luis Vargas Alejo


3 comentarios:

  1. Se me da muy bien, amigo. Bna alegoría al conocido soneto. Te felicito

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu felicitación, pero mi santo fue el 21 de Junio, jejejejejejejeje

    ResponderEliminar
  3. Bno, ya que no contestas mis msjs....al menos sé que estás bien, de muy buen ánimo. Abrazos

    ResponderEliminar