martes, 21 de julio de 2015

PORQUE SÍ



Hasta el vino que borra
todos los desencuentros
regresa las ideas disfuncionales
que ante el azar te rinden.

No sé reivindicarte en  este presente,
de tantas ausencias y alegorías,
cuando la escarcha disimula las causas
y no hay piel para tanta acidez.

Todo está oprimido, porque sí,
y duele saberlo; pero, la verdad
no es una dulce prebenda
cuando el que razona sufre
porque la luz
pierde ante las sombras.

pichy

2 comentarios:

  1. Un poema magnífico por su gran ritmo y su cantidad de metáforas que insinúan el sufrimiento es consustancial al hombre como la injusticia más grande del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo, por el comentario —qué tanto me satiosface—.

    Abrazos

    ResponderEliminar