viernes, 30 de enero de 2015

El Hombre

El hombre

¿Cuál es el hombre
con hedor a humano?
¿El deseoso de venganza
y acaparador de espacios
que devenga muerte?

Sí, cuando la mosca
atraviesa la cúpula de oxigeno,
se recurre al manotazo.
Una vez interceptado el vuelo
-cuan coja y moribunda-
la suela del zapato
presiona su pequeño cuerpo
contra el piso.

Ese es el hombre;
animal arrogante
que no sabe ni deja volar.

Begoña Martínez Bermejo

2 comentarios:

  1. Se me da muy bien logrado el poema, amiga.

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Concretamente este poema es una fábula con moraleja..."cuentan de un sabio que un día, tan pobre y mísero estaba..."
    Pero como tambien es una metáfora completa, puedo considerarlo un buen poema.

    ResponderEliminar